Hospitales

Este servicio está concebido especialmente para hospitales con el fin de asegurar el conocimiento del estado de su parque de sondas y su seguimiento con la menor interrupción del servicio posible.  El servicio consiste en la comprobación in-situ de las sondas de los ecógrafos del centro sanitario, y la posterior emisión de un informe detallado del estado en que se encuentra cada una de las sondas. Los principales beneficios del proceso son:

  • Conocimiento detallado del estado de las sondas que le permite asegurar una consistencia en la calidad de imagen y diagnóstico debido a la sonda .
  • Seguimiento de aquellas sondas que se encuentran todavía dentro de especificaciones pero que presentan algún tipo de deficiencia.
  • El sistema puede servir como un método para la gestión de inventario incluyendo estado de su parque de sondas.
  • Cumplimiento en lo que se refiere a comprobación del estado de las sondas relativo a su posible certificación ISO
  • Si el Hospital dispone de un contrato de mantenimiento que incluye la reparación de sondas se dispone de un método para identificar las sondas fuera de especificaciones que requieren reparación.

El servicio consiste en un técnico que se desplaza al centro médico con el que se ha concertado una cita previa, de uno o más días,  para que pongan a su disposición todas las sondas del centro.

Nuestro personal técnico instala y calibrar el sistema en las instalaciones del hospital. Una vez listo, tiene que identificar y comprobar cada una de las sondas que el centro hospitalario le proporcione.

FirstCall” es el dispositivo de prueba de la sonda que utilizamos para probar las propiedades acústicas y eléctricas de una sonda de ultrasonido.
Con este dispositivo podemos probar todas las marcas líderes como: GE, Acuson, Siemens, Aloka, ATL / Philips, Agilent / Philips, Esaote / Biosound, Medison, Sonosite, Toshiba y otros.

First Call genera el informe de calidad que necesita para cada transductor en el programa de ultrasonido basado en pruebas de calidad (EBQA, por sus siglas en inglés).

El sistema de prueba FirstCall revela cualquier cambio temprano en la sonda que pueda ser reparado de manera rentable antes de que la sonda falle y requiera reemplazo o reparación a un precio mucho mayor.

Recomendamos probar los transductores cada 12 meses. Si la sonda se usa con frecuencia, se recomienda realizar una prueba cada 6 meses, dependiendo de su aplicación.